Explore
 Lists  Reviews  Images  Update feed
Categories
MoviesTV ShowsMusicBooksGamesDVDs/Blu-RayPeopleArt & DesignPlacesWeb TV & PodcastsToys & CollectiblesComic Book SeriesBeautyAnimals   View more categories »
Listal logo
FLCL review
122 Views 1 Comments
2
vote

Review of FLCL

Gainax como estudio de animación siempre fue arriesgado con sus propuestas, y esta serie no es la excepción de esa regla, ya que hablamos de una serie que originalmente duraría más que solo 6 capítulos, pero se redujo para poder realizar una serie con tanta locura y estilo como lo es FLCL. Una serie que utilizo su presupuesto al máximo con la puesta en escena y su apartado artístico.

La obra narra el día a día de un joven llamado Naota, que su vida toma un cambio repentino con la llegada de Haruko, una alienígena del espacio que tras atropellarlo con su moto golpea a Naota con un bajo eléctrico y del golpe en su cabeza salen cosas como un robot... Sí, esa es la base en la que FLCL desarrolla una historia, una fumada sin pies ni cabezas (o quizás sí). El caso con flcl es que es una historia que vista desde lo superficial no tiene sentido alguno, pues está llena de basura como sexo, chistes sexuales por doquier, referencias otakus, rock desenfrenado y peleas locas que parecen apantallar al espectador, pero entrelíneas hay temas como el madurar y los males de la vida adulta. Esto es lo que hace a FLCL tan especial, pues si bien en términos de plausibilidad es un desastre, pues es una serie que se debe ver con un enfoque más alegórico que literal con su propuesta, hablemos sobre eso.

Naota es un chico que vive a las sombras de lo que es una figura adulta; su hermano, ya que su padre es un pervertido del cual no puede tener como referente. El punto de la serie va sobre eso, sobre los adultos y qué es realmente madurar, pues tenemos una gran cantidad de personajes que van por esa línea, como el caso de Mamimi que es una chica que vive a la sombra de su ex, ¿Notan el patrón? Flcl es una obra sobre personas tratando de encontrar su identidad con los demás, pues viven de estándares de otros que consideran superiores. Todo esto es presentado a través de metáforas visuales como las figuras fálicas (representando el despertar sexual de nuestro protagonista, basado en como los adultos de la obra son en su mayoría pervertidos), el fuego que se utiliza como modo de escape del pasado o los instrumentos musicales, que si bien esto se hizo en principio por una cuestión comercial basado en la producción en la que participó la discográfica King Records, pues se utilizó como una manera de mostrar la adolescencia y su rebeldía.

La esencia de FLCL es eso: rebeldía. Es una obra que busca romper las estructuras convencionales de como contar una historia, y es lo que hace tan especial y única, ¿Pero eso la hace buena serie?... Bueno, más o menos, digamos que es una obra que se pierde en su intenciones de ser tan alocada. Empezando por los personajes, estos no tienen mucha participación activa fuera del caso de Naota y Haruko, y está última no es un personaje que posea un arco de desarrollo, ya que al final solo es una herramienta catalizadora de Naota, es como tener un Kaworu por 6 episodios seguidos, no termina beneficiando a la serie un personaje así de pobre. Por otro lado, Mamimi es un personaje un poco mejor logrado, carece del mismo nivel de trato que se le da a Naota con su identidad y maduración, pero está bien como una forma de ver el remplazo y al menos podemos deducir que su partida es por un bien con su persona, aunque deje en el aire algunas dudas en su arco de desarrollo como su relación con Naota, la cual queda en nada. Los demás personajes funciona para Naota cómo el caso de Amarao (una versión adulta de Naota que no maduro) o Ninamori (una chica inmadura que oculta dicha falta de maduración con apatía hacía Naota), pero sus arcos se reducen a ser complementos de Naota o ser chistes sexuales, de hecho podemos hasta decir que Naota tiene su pequeño Harem con Mamimi, Haruko y Ninamori, todas presentando en diferentes medidas atracción por él (las típicas pajereadas de Gainax).

El director de la serie, Kazuya Tsuramaki, pensó está obra como una carta de amor a la animación, pues está plagada de referencias a otras series, de hecho hasta hay una secuencia referencial a una de las primeras animaciones del estudio Gainax, Daicon IV. Más sin embargo, y en palabras de él mismo la trama de flcl no importa, y pues razón no le falta, ya que en términos de construcción la serie es malísima, debido a que vista de una forma literal está llena de conveniencias, sacadas de culo y Plot-holes enormes. Nada tiene sentido, y uno debe suspender su sentido de la credulidad para dejar pasar que los conflictos se solucionan por una guitarra o porque justo Naota se saca un poder de la nada para salvar la situación, esto es lo que hace que el conflicto pierda fuerza y la tensión se vaya al carajo en la serie. Uno acepta esto porque no busca ser la intención de la serie, pero es algo pobre si la comparamos con otras obras, y termina restándole punto a la historia debido a que carece de mayor complejidad en su narrativa y solo se reduce a ser mero especuló artificial, es por esa razón que jamás me importó el meteorito o la batalla final, pues sabía que la serie solucionaría el tema de una forma absurda, y solo se reduce a ser alegorías.

Por consiguiente el mundo es una excusa, jamás posee una base sólida y se basa exclusivamente en la forma en que los personajes lo aprecian. No hay mucha indagación en esto, y se sustenta más en una forma satírica de presentar a su sociedad como aburrida, parecido al mundo de KND: los chicos del barrio, con todo esto de la creatividad muerta, en ese sentido es funcional para la obra, vacío en un sentido de desarrollo, pero aporta a la temática general.

En base a lo que mencioné del mundo y su creatividad visual, pues ahí es donde más resalta FLCL. La paleta de colores es hermosa y con tonos adecuados relacionados a los sentimientos de los personajes y sus emociones, como lo son los atardeceres melancólicos con colores rojizos, las expresiones con planos como la escena donde Naota mete a su padre en su bañera y podemos ver el terror en su rostro, y los diseños son todos carismáticos y poseen características destacables que dan juego al humor de la serie como las enormes cejas de Amarao. El humor es otro aspecto que se ve beneficiado de lo visual, digo ¿Quién no ha visto esa secuencia de Mamimi impactada cuando Haruko está a punto de hacerle respiración boca a boca a Naota? Es simplemente tan graciosa y esto mismo vuelve de cierto modo entrañable a sus personajes por interacciones simples como esas debido a cómo la serie te las presenta como si fueran eventos fuertes y dramáticas. Es como una telenovela con dirección exagerada y exaltada, solo que aquí funciona porque tanto el contexto y los personajes se prestan para ellos.

La cosa con FLCL es que, a pesar de una dinámica de personajes en donde todos se complementan temáticamente y funcionan, pues ninguno llega a ser tan fuerte en un sentido de complejidad, y como obra pierde fuerza en comparación a otros coming of age. Veamos por ejemplo el caso de la relación de Naota y Haruko, esta funciona para el arco de Naota, pero para Haruko no, pues ella es estática en su desarrollo durante toda la obra. Distinto de por ejemplo algo como Good Will Hunting, en donde en esa obra la relación del joven genio pero inmaduro Will Hunting, y el adulto con experiencia Sean Maguire poseía una complejidad mayor en cómo la obra caracterizaba sus falencias y crecimiento como personas, mientras que en FLCL la mayor parte del tiempo lo está utilizando en momentos cómicos antes que en desarrollar su temática a profundidad. Y no está mal que la obra solo aspire a eso, solo que en esencia es más el estilo que la sustancia y termina por ofrecer una lectura temática más simple de lo que se piensa.

FLCL es una obra que se siente. Antes que ofrecer una tesis de su temática compleja y profunda, es una obra simple y al punto pero con tanto estilo y honestidad que es imposible de odiar. Uno sencillamente se ve inmerso en ese mundo lleno de creatividad que se pierde en sus colores, música y personajes. Pienso también que esto último es lo que hace que varios tomen a esta obra como excelente o hasta una obra maestra de su medio, y si bien no soy quién para juzgar que hace sentir una obra al espectador, pues si debo mencionar que la obra dista mucho de otros coming of age mucho más profundizados, y que la mayoría suele elevarla por valoraciones personales antes que por una razón más definida con la obra. Al final su punto más fuerte es lo visual, y lo original que es por ello, así que mi visto bueno se lo lleva, ya que aún sin parecerme una gran serie, es una obra única de su medio y merece su reconocimiento por ello.

Nota: 7/10.
Avatar
Added by Gladus
2 months ago on 19 December 2023 16:28