Explore
 Lists  Reviews  Images  Update feed
Categories
MoviesTV ShowsMusicBooksGamesDVDs/Blu-RayPeopleArt & DesignPlacesWeb TV & PodcastsToys & CollectiblesComic Book SeriesBeautyAnimals   View more categories »
Listal logo
129 Views
3
vote

Review of The Grand Budapest Hotel

Si les cuento de una película comédica que de verdad te da una patada en el estómago cuando debe, sin dudas esa sería El Gran Hotel Budapest. Esta cosa participó en los Oscar de 2014 pese a que no fue recomendada masivamente y se llevó una buena porción de las estatuillas, que hasta el día de hoy los fanboys de Nolan andan lloriqueando que Interestelar debió ganar a la mejor banda sonora, aparte de por poco llevarse al de mejor película y Director ¿acaso estos reconocimientos están justificados viniendo de una comedia?


En el área artística no decepciona en ningún fragmento por los detalles directivos típicos de Wes Anderson: la paleta de colores minuciosa en su selección al punto de que siempre hay una combinación especifica por escena, el corte de 4:3 que le da ese aire a cine viejo, las escenografías detalladas que te transportan a la época, todo con pocos—si nulos—efectos computarizados, sin hablar de los vestuarios extravagantes, los accesorios o las actuaciones caricaturescas. Sabes que una película se esmera en su perfección cuando hasta las transiciones juegan un rol en el sentido de humor de la cinta con esa simetría estricta que cambia de salta de plano con inexistentes variaciones generales, como si quisieran emular un teatro. Igualmente, la banda sonora folclórica con instrumentos del este de Europa y matiz alegre le quedan de maravilla tanto por el tono como por la zona geográfica que desea ambientar.


La trama es una historia dentro de otras historias; un truco que se usa para edulcorar con capas múltiples y que en cierto punto nos dé una impresión de estar escuchando los cuentos de los viejos sobre la vida en los tiempos de antaño, como escuchar a tu abuela hablar de su exnovio yugoslavo sobre maravillas de la era de Tito (no lo hacía a cada rato conmigo de todas formas v:). Si les aburre la descripción, no se preocupen que la película es cualquier cosa menos aburrida, el paso de un punto de narración a otro es rápido y vamos a la acción a todo vapor. Si por ritmo nos referimos, es una preciosidad que logra empaquetar una biografía de mediana complejidad en hora con cuarenta. Supongo que se debe más que nada a los apresurados cortes y transiciones, un logro tanto visual como narrativo, aunque puede dar la sensación de vértigo cual actor esnifado con tres líneas previo a salir al escenario. No es como que no pueda afectar la trama tal cual, dado que tienes lo que se necesita para que cada tajo valga la pena.


El cast es extenso, con su debida participación, con tal que nadie sobre ni menos. Hay segmentos de protagonismo propios e individuales en vez de centrarse de lleno en aquello que Zero o su maestro Gustav anden haciendo al momento. Sus caracterizaciones son muy marcadas tanto por cómo actúan como por lo que hacen. No nos da un cast que vaya más de dos dimensiones—muchos son unidimensionales—pero clarifica sus personalidades, motivaciones y añade un alto carisma. Hay tantas peculiaridades y diversidad entre los mismos que dificulta no recordarlos. Si hay que reconocer una verdad sería que rayan en lo caricaturesco con esto del humor seco lleno de expresiones raras y serias, o momentos donde se narra más con estas actitudes que con el dialogo.  Preferencias aparte, dicho elemento eleva en lugar de rebajar, dado la sutileza actoral con performances que esperarías de una caricatura de los años 40s. Los principales, aparte, cargan un lado sentimental y una química muy buena; realmente te convence la relación entre el chico del lobby y el conserje al mando del mantenimiento del hotel sin exceptuar lo que le rodea: La relación romántica con Agatha o la jovialidad del compañerismo de una logia o burdos criminales—añadido a la asistencia y manutención del hotel—son la clase de relaciones que vuelen ver el enredo de tramas como muy personal, romántico y cuasi mágico. En verdad que, si por caracteres se refiere, el pastel se lo lleva con listón de oro.


Que dicho sentimiento de anécdota endulzada no les engañe, es una película muy oscura y con un humor negro que se basa en reírse de un montón de problemas que eran típicos de la primera mitad del siglo XX. Lo que tenemos aquí es un embrollo de conspiraciones causado por un misterio de asesinato y una herencia valuada en millones para nuestros estándares. Los personajes huyen de la ley mientras hay muertes que te dejan perplejo por lo violentas que llegan siendo en una cinta caricaturesca. Está en evidencia que es por efecto cómico del autor el mezclar con comentarios que para muchos les parecerían políticamente incorrectos en nuestros días de discordia correccional; me ha gustado ese elemento, están en una época de temperamento distinto al moderno. Respecto a la conspiración en sí, es muy complicada por la cantidad de personajes involucrados, más debo comentar que nunca tropieza en sus pretensiones. Si querías algo carismático, movido y orgánico lo tienes. Para algunos, se les hará de mal gusto o bizarro, lo que ahuyentara a mucha audiencia por esta rara mezcla entre tierno y hasta moe (a ver si no me linchan aquí por otaku) con este entramado tan tenso y siniestro. Para mi es cierto a medias; que no sea la cosa más concisa o de mayor complejidad temática o narrativa no elimina el mérito de evocar una multitud de sentimientos en el espectador—es estilo sobre sustancia, al fin y al cabo. Puedo decir que al menos deleita más que cualquier película de acción: tiene drama, acción, comedia, suspenso y demás sin un ápice de disonancia o falta de armonía entre los tonos.


Así que, para ir cerrando, me gustaría comentar que me han encantado los temas de la película, que, aunque muy por encima, he podido apreciar más y más a medida que la he ido reviendo. Esta ambientación es más importante de lo que nos deja entrever desde un inicio, y si bien la trama va de los personajes huyendo y escapando de la ley, si uno lo ve en secuencia puede notar como nos narra acerca del graso cambio generacional en la zona donde se desarrolla y como afecta la personalidad de cada quien. Gustav es un hombre refinado como si se hubiese atascado en la era victoriana, Zero narra desde su vejez las maravillas del hotel previas a la guerra, mucha gente muere a causa del caos político-social y en tiempo presente pareciera que la magia de esa época se ha desvanecido, como si nunca se pudo levantar de nuevo. Eso de que era una hermosa ruina no es una simple frasecita sentimental, pues remarca como, y yendo al grano, han acabado naciones en la vida real en tiempo presente, en especial Europa. Podrá parecer que hoy por hoy el viejo continente es una tierra avanzada y lo que quieran, pero también es verdad que nunca logró superar cosas como la segunda guerra mundial en ciertos sentidos—no por nada son tan dependientes de la OTAN—aparte de que esa época de nobles se esfumó por lo vivido en aquellos tiempos. Debemos recordar que hubo naciones que fueron en su momento grandes e importantes imperios, pero que pasaron a la irrelevancia y a la decadencia, o peor, que cesaron de existir. El hotel no es más que una sombra de lo que fue en sus años de gloria, como lo fueron los imperio español, británico o austrohúngaro (su principal inspiración), o si hablamos de América, la gran Colombia o el imperio mexicano. Joder, que yo aún recuerdo tener libros de mis abuelos sobre Yugoslavia y Checoslovaquia. Estos cambios traen enormes secuelas en la población, las que podemos ver al final en todos los personajes, de cómo gente se ve forzada a emigrar o adaptarse a regañadientes, y en el propio ambiente ahora mundano, casi abandonado y deteriorado del hotel. No les miento si digo que me resulta un tema que pocas veces haya visto ser tocado y que te hacen apreciar la historia y los buenos relatos, con cierta nostalgia e idealismo de los valores de antaño.


En fin, esta es una preciosidad de película, recomendada a todos aquellos que busquen una comedia refinada que no se acobarde (sin importar lo edgy) y definitivamente de mis películas favoritas de todos los tiempos. 

Avatar
Added by JaJlN2
1 month ago on 4 July 2022 23:42