Explore
 Lists  Reviews  Images  Update feed
Categories
MoviesTV ShowsMusicBooksGamesDVDs/Blu-RayPeopleArt & DesignPlacesWeb TV & PodcastsToys & CollectiblesComic Book SeriesBeautyAnimals   View more categories »
198 Views No comments
0
vote

El motin del Caine

Add header image

Choose file... or enter url:
El motín del Caine es una muy interesante película bélica, en la que no se dispara un solo tiro contra el enemigo (solo contra un blanco en unas maniobras).

La historia presenta al alférez Willis Keith (Robert Francis) licenciado en Princeton con muy buenas calificaciones y que es destinado al USS Caine, un barco más bien mediocre que nunca ha entrado en combate. Estamos en 1944, en plena guerra mundial.

Keith no congenia con el capitán del barco, pero a pesar de ello permanece en él rechazando un 'enchufe' para cambiar de destino.

El capitán es sustituido por un nuevo mando, el capitán Queeg (Humphrey Bogart), un tipo muy meticuloso y amante de las ordenanzas, que en un principio es del agrado de Keith.

Pronto descubrirá que Queeg es un tipo neurótico, que con su actitud obsesiva por los pequeños detalles no solo hace la vida imposible a la tripulación sino que llega a poner en peligro la misión del buque. Un diálogo impagable: 'Hay cuatro formas de hacer las cosas en mi barco: la forma correcta, la forma equivocada, la forma de la Marina y la mía. Si hacen las cosas a mi manera, nos llevaremos bien'

Keith tiene la compañía de otros dos oficiales, el teniente Steve Maryk (Van Johnson) y el teniente Tom Keefer (Fred MacMurray). El primero es un oficial integro y eficiente, y el segundo parece más interesado en escribir una novela sobre sus vivencias en la marina y hacerse rico y famoso.

Las pequeñas manías de Queeg van haciendo sospechar a todos que su salud mental no es la necesaria para gobernar una nave de guerra, siendo Keefer quien más incapié hace en ello, intentando convencer de ello al resto de oficiales, especialmente a Maryk, que es quien por su antigüedad quien debería asumir el mando.

La decisión no es sencilla, dado que si un consejo de guerra interpretase la retirada del mando de Queeg como un motín, la pena sería la horca, puesto que estamos en plena guerra.

La pérdida de papeles por parte del capitán durante un tifón les empujará a tomar la decisión definitiva, y Maryk tendrá que enfrentarse al temido consejo de guerra, donde en principio las cosas no pintan nada bien.

En esta ultima parte de la película aparece un personaje capital en la historia, el teniente Barney Greenwald (José Ferrer), que ejercerá la función de abogado defensor de Maryk.

El juicio no se resolverá hasta la intervención del último testigo, aunque creo que lo verdaderamente importante de la película es el epílogo final, donde Greenwald pondrá a cada uno en su sitio.

El origen de la historia es la novela del mismo título de Herman Wouk, que fue premiada con el Pulitzer de narrativa y se convirtió en un bombazo de ventas. Esto atrajo a Hollywood, pero la historia que contaba no era fácil y hubo más trabajo de preproducción, para lograr el apoyo de la marina americana, sin el cual era imposible, que en el verdadero rodaje.

Al final se consiguió el citado apoyo, principalmente gracias al plano de apertura donde se leía el siguiente rótulo: "Jamás ha habido motín alguno en la Marina de Estados Unidos. La verdad de esta historia descansa no en sus incidentes, sino en la manera en que unos hombres afrontan la mayor crisis de sus vidas". También fue necesaria la edulcoración del final.

Cosechó un gran éxito de público, y fue apreciada por la academia, que le otorgó 7 nominaciones. Fue el año en que arrasó 'La ley del silencio', lo que no deja de ser cruel para Dmytryk, víctima de la 'caza de brujas'.

Es un claro precedente de 'Marea Roja' de Tony Scott, y su mensaje tiene mucha relación con el parlamento final de Nicholson en 'Algunos hombres buenos'. Entiendo que básicamente sería: ¿Tenemos derecho a juzgar la capacidad de unos hombres que acuden a defender nuestro bienestar en una guerra, mientras nosotros estamos tan tranquilos en nuestras casas? ¿Qué hacemos con ellos cuando la presión les vence?

Mi opinión es que una persona que sobrepasa los límites debe ser apartada del mando, independientemente de los servicios prestados y las medallas que jalonen su pechera. La respuesta de la sociedad deberá ser proporcional al nivel en que los haya sobrepasado.

8/10
Avatar
Added by peliculero
10 years ago on 19 May 2007 19:11



Post comment


Insert image

drop image here
(or click)
or enter URL:
 link image?  square?

Insert video

Format block